Skip to main content
Wakelet Logo
#cambiahospital

#cambiahospital

107 items

¿Son los recursos económicos, la tecnología y la agrupación de profesionales de alto nivel, elementos suficientes para garantizar el éxito de nuestras organizaciones en la resolución de las necesidades de las personas? O bien lo son: la búsqueda continuada de un ideal de servicio, la preocupación continuada primaria y sincera por la atención de las personas, el interés de cada profesional por el progreso del otro y, el esfuerzo continuado hacia la excelencia en cada una de las actuaciones que emprendemos. Lo social se ha inundado de palabras como humanización, empatía, atención centrada en la persona, innovación…, sin que probablemente tengamos claro su auténtico significado. Si uno se para a analizar este fenómeno desde una perspectiva simplista, pero probablemente más práctica, al final, de lo que se trata es de cambiar el comportamiento humano. Pero este reto, sin duda más complejo, queda oculto en una maraña de slogans publicitarios que terminan justificando aquello de que “los árboles no nos dejan ver el bosque”. Es entonces cuando se pone en práctica la teoría de que no hay nada como “salir de casa”, para darse cuenta de lo mucho que se puede aprender, de lo que aporta este mundo global y rápidamente cambiante. En este ámbito, la redes sociales son una fuente inagotable de aprendizaje, de experiencia, de conocimiento, de ganas de avanzar y de compartir. Te permite, entre otras muchas cosas, conocer a grandes maestros que generosamente te ayudan a identificar nuevos valores y a despertar los que estaban dormidos. Se te descubre un amplio abanico de personas y profesionales que, junto con los pacientes terminan removiendo, por no decir destrozando, tus esquemas. Hace unos días, en un reciente congreso (#39SEMI), con otros compañeros internistas, y a propósito de las redes sociales, desgranaba algunas pinceladas de lo que ha supuesto mi experiencia y, concluía reseñando el extraordinario valor de la web 2.0 para establecer interacciones con otras personas y en definitiva, para poder soñar. Y ahora toca poner en práctica lo aprendido, para intentar seguir ofreciendo lo mejor de nosotros a las personas. Para situar la fuerza de este movimiento virtual, en el ámbito de lo local, para transformar, como diría algún maestro, las impresiones en acciones. Surge #cambiahospital como hashtag para invitar a la participación ofreciendo un punto de encuentro. Ese ámbito de la traslación de ideas al día a día, al entorno laboral, para mejorar y adaptarnos a las necesidades reales de las personas que atendemos, para aprovechar el potencial de los profesionales que tenemos y, para mejorar nuestros proyectos. En definitiva, un espacio para seguir creciendo. Ahora, también en tiempo de pandemia, pacientes y profesionales tenemos que trabajar juntos para ofrecer un sistema sanitario que cuide de las personas, que facilite resultados que importen a los pacientes y que evite el burnout de sus trabajadores. “Todos tus sueños pueden hacerse realidad si tienes el coraje de perseguirlos”. Walt Disney